miércoles, 29 de febrero de 2012

Estar en el horno, estar en el horno y no querer aceptarlo.
Ya empezaron los celos, ya empezaron las peleas, ya empezaron las directas, ya empezaron las sonrisitas de idiota, ya empezó todo y estás en el horno. 
Pensar que por vos puede cambiar y después pensar POR MI, una flaca como yo mientras puede tener a millones. Por mi va a cambiar?
Pensar tantas cosas y que se te vayan al carajo por su pasado. Le damos tanta importancia al pasado en una relación, que más de una vez por eso no llega a formarse una.
El flaco te vuela la mente y vos actuando como si nada, pensando que sos más inteligente que él. Y si él está a un paso más que vos? Y ahí te ponés a pensar, recapacitas y nada pasa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada